¡Autor! ¡Autor!

Rolando D. H. Morelli, escritor cubano, pertenece a la llamada “Generación del Mariel”. Narrador, poeta, dramaturgo, ensayista y editor, es co-fundador con Kurt O. Findeisen de las Ediciones La gota de agua, y director de la misma. (Para más información sobre esta editorial, sírvase visitar el sitio de la misma en la red cibernética). Morelli es autor de relatos, poemas, obras de teatro y piezas dramáticas para niños, publicadas en papel o en bitácoras electrónicas y otros medios, así como de numerosos inéditos algunos de los cuales hallarán su expresión por este medio. Entre estos se halla la novela Lo que dura el estío, que toma lugar en varios escenarios dentro y fuera de Cuba, y transcurre entre 1820 y 1826, es decir, la víspera y la etapa posterior al llamado trienio liberal traído por la Revolución de Riego. De esta novela aparecerán aquí, publicados por entrega varios capítulos con los que el autor busca interesar a sus lectores o al editor o agente literario capaz de apreciar los méritos de la misma. Dos cuentos suyos han sido adaptados para el cine, más recientemente “Auto sacramental’ del volumen Algo está pasando / Something’s Brewing por iniciativa del cineasta Sergio Giral y a cargo del guionista Armando Dorrego.

Morelli es asimismo el editor de varios estudios sobre importantes escritores cubanos hoy apenas editados, cuyas obras ha publicado, entre ellos Emilia Bernal Agüero, Ofelia Rodríguez Acosta y José María Heredia cuyas obras respectivas ha devuelto a la circulación mediante ediciones cuidadosas. Destacan los dos pequeños volúmenes de cuentos y relatos generalmente desconocidos, tanto de parte de estudiosos como del lector en general, debidos a la pluma del poeta y dramaturgo José María Heredia, padre del romanticismo literario en lengua española.

El autor espera saber de la opinión de los lectores, en tanto se adiestra en el manejo de esta nueva herramienta en sus manos que viene a ser una bitácora, y agradece de antemano la atención que los lectores le concedan.

10 Respuestas a “¡Autor! ¡Autor!

  1. Bienvenido a este mundo de locos, aunque como sabes sigo perteneciendo al mundo de los libros.

  2. BIENVENIDO AL ÉTER, BEM VINDO, WELCOME, qué alegría me das. Luego vas descubriendo cosas para ir “personalizándolo”.

    Besos y abrazos.
    David

    • Sabía que te daría una gran sorpresa, pero que te alegre el verme metido en esta empresa me alegra igualmente. Un abrazo y gracias por tu comentario.
      De todos modos, no hay dudas de que eres el mejor. Ahí están tus páginas para atestiguarlo.

  3. Rolo, Rolando, Rolandón:
    Ah! estas cosas de la modernidad. Un blog…
    Te regalo un fragmento de mi libro «Lichtenstein» como homenaje a la apertura de este blog. [Un segmento] donde Jacques Martell descubre que su ‘Elogio de la Bicicleta’ es una forma de ver el mundo al revés.

    “Primero fue la pluma rústica, de ganso, de pavo real, o hasta de gallina, a falta de algo mejor. Después llegó el grafito, las tintas, las puntas metálicas de las plumas y las estilográficas de bolsillo que regalaban libertad de movimiento al escritor. Un cuardeno de notas rayado y una estilografica y ya estaba el autor armado, listo para sentarse al café, en un parque, un teatro (vacio), un cementerio, y ver la vida ocurrir, pasar, imaginando asi sus escenas, copiando, creando, inventando vidas, muertes, sentimientos, alegrias y rencores. La fragua y la mandarria, toscas primas de ocasión, regalaron entonces la mecánica de unas piezas que armadas y trabajando de conjunto se convertian en máquina de escribir, artificio diabólico que ayudaba al arte de traducir a través de los dedos lo que las neuronas pedian al poseido. Con el tiempo la máquina emigró (no somos los únicos) hacia los predios de los impulsos fotónicos y se convirtió con acto simbiótico en una mezcla de televisor, con radio y teclado que sobrepasaba las espectativas y los deseos del dictador locuaz. Ahora ya no solo se trataba de expresar sino tambien de leer de adquirir de ver, sentir”.

    Tu blog, lo he visitado. Brevemente he leído…

    El abrir las puertas de la casa de tus letras, del almacen de tus palabras, de la fábrica de tus ideas, es un gesto generoso en su conjunto, altruista, desprendido, tenaz. Serás egoista por ello? Quizas.

    Qué satisfacción habrás de recibir, qué beneficio en pago, qué logro espiritual que te sirva para acallar ese murmullo creciente de tu espíritu que reclama, éxige, la prolongación de una vida que es virtual, que sólo existe entre neuronas, y que desea estar, ser, existir en un más allá de las limitaciones espúreas de una existencia física.

    Suficiente.

    Bueno ahora que has descubierto el fuego, pues tendrás que alimentarlo.

    Este fin de semana Angela estará fuera de comisión con lo de su operación del cordal, pero espero que para la semana próxima podamos vernos para ver esa película. Tal vez podremos comentar la obra de Eloy. No se si la has leído, y si lo has hecho, que posibilidades le atribuyes.

    Dale un beso y un abrazo a Kurt, y para ti otro beso y otro abrazo de quien mucho te quiere.

    jaime

  4. Antonio Valle Vallejo

    ¡Éxitos, Rolando! Gracias por embarcarnos también como lectores en esta nueva aventura. ¡Enhorabuena!

  5. Que alegria el blog y encontrarte porque perdi tu email. Te escribi por correo explicandote. Rescata a la prieta, que es tuya. Un beso grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s